LA IMPORTANCIA DEL CONTRATO DE TRABAJO POR ESCRITO EN LAS RELACIONES LABORALES

Si bien es cierto el ordenamiento jurídico costarricense y la misma jurisprudencia de nuestros tribunales ha brindado la protección al trabajador entendiendo que se crea una relación laboral sin necesidad de que exista un contrato por escrito. Ahora bien para que se tenga entendido que hay una relación laboral hay cuatro elementos que nuestros tribunales siempre revisan los cuales son:

1.La prestación personal de un servicio.

2.El pago de una remuneración (salario).

3.La subordinación.

  1. La Jornada de trabajo

(Hay otros elementos que pueden entrar a revisarse, sobre eso nos referiremos posteriormente en futuras publicaciones)

A partir de esto, arrancamos con una breve explicación de la importancia que los contratos de trabajo queden por escrito, esto viene a ser una herramienta para que “las reglas del juego” queden claras para el trabajador y el patrono durante la relación laboral, puesto que como vimos en la publicación de la importancia de la prueba documental en materia laboral (http://www.aselecom.com/uncategorized/la-prueba-documental-en-materia-laboral/) este tipo de documentación se convierte en una herramienta para poder establecer los parámetros que regulan la relación obrero-patronal, que si no existe un contrato de trabajo tendrá que regirse ÚNICAMENTE por lo que el código de trabajo indica y la jurisprudencia, es por ello que lo ideal es crear ciertos parámetros importantes para la armonía y el buen desarrollo de la relación obrero-patronal fijando las reglas que debe de cumplir el trabajador en el desempeño de sus funciones y no tenga dudas de su actuar teniendo claro sus deberes y obligaciones, así como su tipo de contrato, salario y beneficios si los hubiera.

Dentro de estos contratos podemos establecer aspectos como:

  • Vigencia del contrato ( si es por tiempo definido o tiempo indefinido)
  • Salario (modalidad de pago, diaria, semanal o mensual, así como la manera como se pagará sea en efectivo, cheque o transferencia, modalidad de incremento salarial, comisiones si las hubiera, etc…)
  • Jornada laboral y horario
  • Referirnos sobre el día de descanso semanal
  • Obligaciones del trabajador (por ejemplo el cuido del equipo que el patrono le otorgue para trabajar, puntualidad, uso de uniforme, etc…)
  • Prohibiciones del trabajador (por ejemplo: prohibición uso del celular o de redes sociales, sobrepasar los límites de los descansos entre jornadas destinadas a tomar refrigerio y almuerzo, etc…)
  • Sanciones por incumplimiento a las obligaciones o prohibiciones
  • Mecanismo de solicitud de permiso o vacaciones, o bien aviso de incapacidad.
  • Beneficios del trabajador (Alimentación, transporte, uniformes, etc…) *en este punto se puede aclarar que estos rubros no son considerados salario y están sujetos a la disponibilidad de la empresa de brindarlo
  • Aspectos de viáticos y kilometraje (importante tener en cuenta que estos rubros deben liquidarse contra facturas o recibos según el gasto y no sea un monto fijo mensual o semanal para que no sea considerado salario)
  • Cláusula de confidencialidad (importante para que no se divulgue información importante y clasificada de la empresa)

Es importante tener claro que en caso de modificación del contrato por alguna razón hay dos modalidades que pueden usarse:

  • Adenda al contrato firmado por las partes (patrono y trabajador)
  • acción de personal firmada por patrono y por trabajador

Importante que estas modificaciones pueden hacerse siempre y cuando no haya IUS VARIANDI ABUSIVO, nos referiremos sobre esto en nuestra próxima publicación, y no se afecte al trabajador con dicho cambio.

Como pueden ver estas son solo algunas cláusulas que pueden agregarse en los contratos, estas se ajustan de acuerdo a la necesidad de cada empresa o patrono, puede contactarnos y con gusto podemos asesorarles creándole un modelo de contrato que se incorpore a lo requiere su negocio o su giro comercial, pues es una herramienta funcional para la operatividad integral de la empresa